BIFM

Llega a Bilbao Gürepoke, el «poke gourmet vasco»

Poke de Gürepoke // Alma Botxera
Recién inaugurado en el Casco Viejo, el local, que promete «no ser otro poke más», se suma a los previamente existentes en Mungia y Bermeo. Su apuesta, «la excelente calidad del producto vasco». Hemos ido a probarlo

El pasado 19 de mayo abría en el número 1 de la calle Pelota (esquina con La Ribera), en el Casco Viejo, un nuevo local de poke (o «poké»), el tan de moda plato con base de arroz, pescado marinado… y toppings diversos. Una creación de origen hawaiano que lleva años petándolo en Estados Unidos y que llegó a Europa no hace demasiado tiempo. A nivel estatal, el primer local exclusivamente dedicado al poke (porque ya había algunos restaurantes que lo incluían en sus cartas) abrió en Madrid a finales de 2016.

El local de Gürepoke en el Casco Viejo de Bilbao // Alma Botxera

Así pues, el poke no lleva tanto en nuestras vidas (menos aún en Bilbao) y, de hecho, hay bastante gente que aún desconoce el invento, que, vaya por delante, es una buena opción gastronómica. Vamos, que es la enésima moda, sí, pero también es sano, nutritivo, barato (en principio) y, asimismo, sabroso. También es bastante fácil de elaborar en casa (no deja de ser «arroz con cosas»), pero también lo son las gildas y bien que vamos al bar a pedirlas, ¿no?

Con todo, Gürepoke no es la primera firma que desembarca en el Botxo, no os penséis los no habituados. Ahí tenéis Aloha Poké (Colón de Larreátegui, 15), Nalu Poke (Licenciado Poza, 10), Poke Artist (Poza, 50), Pokai (Doctor Areilza, 13), Funky Poke (Ercilla, 29), Poke & Surf Bowls (Urquijo, 96), Knowmad Bilbao (Gregorio de la Revilla, 25), el Vic Poke de Miribilla (Askatasuna, 5), el Kalma Poké Bar de Deusto (Madariaga, 1)… y alguno más que se me escapará. Pero vamos, que haberlos, haylos (ya os dije que estaba «de moda»).

Interior de Gürepoke // Alma Botxera
Mesa de Gürepoke (Bilbao) // Alma Botxera

¿La diferencia de Gürepoke? En palabras de la empresa, «la excelente calidad del producto vasco».

Y es que en Gürepoke, que ya contaba con establecimientos en Mungia (Errementari Kalea, 6) y Bermeo (Nardiz tar Jon Kalea, 30) y que ultima su llegada a Durango (Artekalea, 18) y Gernika (Barrenkalea, 6), apuesta por el producto Km. 0, «de huertas e invernaderos de la zona», así como productos de pequeños productores o marcas (de lácteos a mermeladas y mieles, pasando por chocolates, encurtidos, cervezas artesanas, zumos…).

Todo ello no solo lo incorporan a sus creaciones sino que, además, lo venden en sus tiendas, ideadas como restaurante «take-away» y ultramarinos, por lo que, de una, puedes pillarte un plato preparado para comer o cenar, pero también un kilo de cebollas de caserío, unos bricks de leche Bizkaia o unas latas de conservas Arroyabe. También tienen platos preparados Green Kitxen, con productos de cercanía y sin procesar.

Productos a la venta en Gürepoke // Alma Botxera
Productos Green Kitxen // Alma Botxera
Conservas, arroz y pasta // Alma Botxera

Bueno, al lío. Que hemos ido. Y, aunque lo normal es comprar «para llevar», preguntamos si se podía tomar en el local, viendo que disponen de una pequeña mesa circular con varios taburetes. Se puede, así que nos quedamos.

Como decía al principio, el poke no deja de ser «arroz con cosas», así que las combinaciones son infinitas, casi tanto como nuestras ganas de probar. Pero, por aquello de ser la primera visita, pedimos mezclas ya pensadas por la empresa, en lugar de tener que elegir la base (arroz blanco, arroz integral, quinoa, lechuga o hummus), la proteína (atún Alakrana, salmón, heura, tofu, pavo, txaka) o la proteína premium (bonito Arroyabe, salmón ahumado Keia, bacalao Skrei Giraldo, anchoa Arroyabe), los toppings, los acompañantes, la decoración y la salsa.

Pasos para un perfecto poke // Alma Botxera

Así que pasamos de darle al cerebelo y crear un maremagnum to loco (ya lo haremos, ya) por 10,95€ el tamaño mediano o 12,95€ el grande (+2€ en caso de añadirle un ingrediente premium) y pedimos un poke «gourmet» (bacalao con pimientos) y uno «Km. 0» (Itsasoa), maridados con sendas kombuchas Komvida (estas no son «de cercanía», que vienen de Extremadura, pero también se supone que son sanas): una de manzana, canela y vainilla y otra «Komvirra», con lúpulo por aquello de imitar el sabor de la cerveza (aunque sabe más a sidra, sinceramente).

Pokes y kombuchas // Alma Botxera

Todos lo pokes te los montan al momento, por lo que puedes ir viendo lo que te echan. En el caso del bacalao con pimientos, que suena así como muy tradicional y simple, se incluyen tantas cosas como éstas: arroz, bacalao Giraldo, pimiento rojo casero asado, cebolla roja de Zalla, edamame, cebollino, cebolla frita, sésamo y salsa miel mostaza casera. Toma ya. 14,20€ el bowl mediano, de 500 gramos. El grande, de 750 gramos, cuesta 16,40€.

Para el poke «Itsasoa» nos apretaron (parece pequeño el recipiente, pero) arroz, salmón ahumado, atún Alakrana, cebolla roja, zanahoria rallada, mango, cebolla frita, cebollino y salsa miel mostaza casera.

Preparación de pokes // Alma Botxera

Ya, no diferimos demasiado ambos comensales, pero oye, era lo que apetecía.

¿Y qué tal? Pues muy bien, la verdad. El arroz está en su punto y es la perfecta base para ir pinchando el resto de ingredientes, que se nota que son de muy buena calidad (en especial las conservas premium de pescado, el pimiento asado o la refrescante cebolla roja, aquí bien picadita).

Poke de bacalao con pimientos // Alma Botxera
Toppings // Alma Botxera

Así que, sin haberme volado la cabeza, recomiendo Gürepoke a quien busque un plato fresquito, nutricionalmente valioso, fácil de llevar y de comer en cualquier sitio y que apuesta por los pequeños productores, cercanos y preocupados por la calidad. Si buscas opciones veganas, también es un sitio a visitar.

Cuesta un poco más que otros pokes, sí, pero, ¿de dónde son tus aguacates? Pues eso. Euskaditik mundu osora! Habrá que ir probando combinaciones.

Precios de Gürepoke // Alma Botxera


GÜREPOKE

C/ Pelota, 1 – 48005 Bilbao

Tel: 637674949

Web | Instagram

¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!