BIFM

#BOTXERS: Yo Fui a EGB

Jorge Díaz y Javier Ikaz (Yo Fui a EGB) // Alma Botxera
Cuando se cumplen 9 años del lanzamiento de su primer y exitoso libro, visitamos a los autores en su oficina de Uribitarte, epicentro de un fenómeno nostálgico que cuenta con más de 2.000.000 de seguidores en redes. ¿Quieres conocer mejor a Jorge y Javi? ¡Tienen muy buenas recomendaciones para ti!

En noviembre de 2013, hace ahora 9 años, un publicista de Santutxu, Jorge Díaz, y un informático de Barakaldo, Javier Ikaz, publicaron un libro llamado «Yo Fui a EGB» (Plaza & Janés) que condensaba en papel muchas de las historietas, recuerdos e imágenes compartidas en el grupo de Facebook del mismo nombre, creado previamente y sin mayor pretensión, pero que ya era todo un éxito viral gracias a los nostálgicos de los 70, 80 y 90.

Pues bien. A aquel libro, que fue el más vendido en España en 2014 y que va ya por la 25ª edición, le sucedieron otros cuatro volúmenes, así como diversos productos e iniciativas: agendas, juegos de mesa, fiestas temáticas (capaces de llenar el Wizink Center de Madrid), colaboraciones con marcas (como Nocilla) y hasta un programa de TV, «Yo Fui a EGB: El Concurso», que se emitió en el canal TNT

Todo ello, a medida que sus redes no dejaba de crecer, contando a día de hoy con más de 1.600.000 seguidores en Facebook, más de 476K en Instagram y 275.000 en Twitter. En total, ¡más de 2 millones de followers! Casi nada.

Me reúno con ellos en su ofi de Uribitarte, casi un museo, con Espinete, Mazinger-Z, Samantha Fox, Diana de «V» y Joey Tempest (Europe) como guardianes y una máquina arcade Atari, una bici BH ochentera y una montaña de juegos de la época (Scattergories, Telesketch, Monopoly…) como elementos más llamativos. ¡Menudo flashback!

Charlando, me dicen que sí, que aquel libro les «cambió la vida» y que, gracias a él, pudieron dedicarse «profesionalmente» a «Yo Fui a EGB». De su millonaria comunidad, mejor no ser «muy conscientes», ya que se «cortarían» a la hora de publicar según qué cosas, «perdiendo la frescura», consideran.

«Más de tascas que de gastrobares», en el plano local creen que Bilbao ha experimentado una «transformación brutal» y que la ciudad está «más limpia y bonita que nunca», pero, ojo, que como alerta Jorge, «hay que tener cuidado de no perder personalidad y convertirnos en una postal sin sentimiento». Pero no, no son nostálgicos. Y es que, como recuerda Javi, «ya no hay nostalgias como las de antes». Juas.

Vamos a ver qué nos recomiendan y qué les gusta a este par de #Botxers que ultima nuevo juego de mesa «con preguntas más puñeteras» y una nueva fiesta (con Sabrina, Chimo Bayo, Seguridad Social…) el 3 de diciembre en Pamplona (Navarra Arena).

Regreso al pasado // Alma Botxera

UN RESTAURANTE

Jorge: La Pizarra (C/ Juan de Ajuriaguerra, 16). He ido un montón de veces y siempre ha conseguido sorprenderme con cada uno de los platos de su carta, una cuidadísima presentación y todo buenísimo, no paro de recomendarlo.

Javier: La Despensa del Etxanobe (C/ Juan de Ajuriaguerra, 8), un lugar donde se conjuga la comida de autor (sin estridencias) y la calidad del producto. Las veces que he ido me ha encantado. Y volveré.

UN PLATO

Jorge: Soy mucho de cuchara y creo que una buena fabada asturiana es la perfección, una obra maestra. Toda una fiesta.

Javier: Siempre he disfrutado del arroz a la cubana, con o sin huevo. Por otro lado nunca diré que no a un buen pescadito a la plancha.

UN BAR

Jorge: Por su rollazo y por sentirte como en casa, el Ambigú (C/ San Vicente, 5) y el Marzana (C/ Martzana, 16), aunque cada vez me muevo más de tasca en tasca y no salgo del Rotterdam (C/ Del Perro, 6), el Joserra (C/ Artekale, 35) y el Basaras (C/ Pelota, 2). Y como bar al que tengo un cariño especial, el Gatz (C/ Santamaría, 10).

¿Saben aquel que diu…? // Alma Botxera

Javier: En Barakaldo me encanta el Síkera (Plaza Landaburu, 2) por lo bien que se come y su oferta de vinos, el Beneagles (más conocido como Tres Rombos, en C/ Arrandi 32) por el viaje al pasado que supone (además de tener bolos y billar) y el Palomita (C/ Gernikako Arbola, 6), sin duda el mejor lugar a día de hoy para tomar una copa ahora que ya no están ni el Chamonix ni el Casablanca (snif).

De Bilbao, como soy muy whiskero, me quedo con el Residence (C/ Barrainkua, 1) y el Basaras (ay esos Dry Martinis). Pero me encanta potear por Ledesma y Santamaría y adyacentes.

UN PINTXO

Jorge: El txanpi del Arias (C/ San Francisco, 21) es insuperable, el foie con huevo y puré de patata de La Viña del Ensanche (C/ Diputación, 10) no es de este mundo y, si consigues un steak tartar del único plato que sacan en el Gatz (C/ Santamaría, 10), sabes que va ser un día perfecto. Pero, sin ninguna duda, el templo de los pintxos en Bilbao es el Gure Toki (Plaza Nueva, 12), con especial atención a los pintxos de temporada que tienen apuntados en la pizarra. Todo el mundo debería probar esa mini berenjena rellena.

Javier: Me gustan los pintxos, pero donde esté la tabla de cecina del Magnum (C/ Ledesma / Astarloa, 5) los nachos del Basquery (C/ Ibáñez de Bilbao, 8) o las bravas del Baster (C/ Correo, 22)…

UNA TIENDA DE ROPA

Jorge: Seguramente mi tienda de ropa favorita sea Belaza Gallery (Plaza Arriquibar, 5), aunque me gustan mucho MoiQut (C/ Ercilla, 5) Atakontu (C/ Jardines, 8), Serie_be (C/ Lotería, 2) y Loreak Mendian (C/ Rodríguez Arias, 24), si bien reconozco que soy muy de Cos (Gran Vía, 45) y es donde más ropa me compro.

Javier: Le doy, en general, muy poca importancia a la ropa que llevo y no estoy muy puesto en tiendas.

Los reyes del Pac-Man // Alma Botxera

ÚLTIMO CONCIERTO

Jorge: Voy a bastantes conciertos y cada vez de estilos más diferentes. Los últimos han sido VVV (Trippin’ You), en el BIME, que me fliparon y me volaron la cabeza; uno de música clásica, el estreno de la última obra de Gary Carpenter con la Euskadiko Orkestra, una maravilla; y el concierto de jazz del trompetista Félix Rossy en cuarteto, un lujazo.

Javier: El penúltimo fue el primer pase del Félix Rossy 4tet en el Jazz On Aretoa (que no cierre nunca, por favor) y el último el de Emilia y Pablo en el Teatro Barakaldo. Por delante, el de Diego Vasallo en el Cotton Club, el de Toundra en Kafe Antzokia…

EN TUS PLAYLISTS NO FALTAN TEMAS DE…

Jorge: En este momento Spotify me dice que mis artistas favoritos son Carolina Durante, Chico y Chica, Kokoshca, Ilegales, Joe Crepúsculo, Pet Shop Boys, The Cure y Él Mató a un Policía Motorizado… así que eso.

Javier: Franco Battiato, Mike Oldfield, jazz, prog, clásica, música antigua (me entusiasma la música medieval), flamenco…

No solo han venido a hablar de su libro // Alma Botxera

UN RINCÓN DE BILBAO O ALREDEDORES

Jorge: La vista de todos los tejados del Casco Viejo desde Solokoetxe, a la salida del antiguo ascensor, me hipnotiza, parece un pueblecito. Para evadirme me voy a Urdaibai, a ese tramo entre las playas de Laida y Laga, me parece un paraíso.

Javier: Me encanta subir al Argalario, ir a Peñas Blancas, recorrer la Senda de los Galdameses… me gusta mucho la naturaleza y subir al monte y perderme por caminos nuevos.

QUÉ ECHAS EN FALTA EN BILBAO DE OTRAS CIUDADES

Jorge: Un Casco Viejo más cuidado. Actualmente lo encuentro bastante abandonado, con un montón de locales cerrados y lleno de pintadas y grafitis que le dan un aspecto sucio y dejado. En general me produce mucha tristeza ver tantos locales vacíos, sobre todo en los barrios, porque creo que el comercio es lo que da vida a la ciudad. Por no mencionar el aspecto en el que se encuentra Artxanda, una pena.

Javier: Antes decía que no cerrase nunca el Jazz On Aretoa (C/ Urazurrutia, 5), porque creo que una ciudad debe de tener una propuesta cultural, no solo musical, férrea y alternativa. Echo de menos más garitos donde escuchar música en directo de cercanía, donde se cuide la gastronomía, más salas de exposiciones, lugares donde acudir a ver microteatro, danza… pero de batalla, no oficial.

UNA RECOMENDACIÓN PARA ALMA BOTXERA

Jorge: Recomiendo, nuevamente, el Jazz On Aretoa, que es una verdadera gozada. Programan todos los jueves, viernes y sábados, con dos pases a las 20 y a las 22, y poder estar tomando algo en una mesita y viendo un concierto de jazz casi en la intimidad me parece un planazo. Recomiendo también las jam sessions que se montan en el Shelter (C/ Iturribide, 40) un viernes al mes en las que todo el que quiera puede subirse al escenario a tocar o a cantar. Me parece divertidísimo. Y antes de cualquiera de estos dos planes recomiendo pasarse por el Claudio (C/ Esperanza, 11) y ponerse tibio a raciones de jamón, queso, bonito, antxoas y txistorra con una jarra de vino. No me puede gustar más este sitio.

Jazz y mucho más // Alma Botxera

Javier: Parece que nos han pagado los del Jazz On Aretoa, jeje. Como ya lo ha dicho Jorge, recomendaré otra cosa. Los pinchos morunos del Melilla y Fez (C/ Iturribide, 7), los conciertitos de los domingos a la hora del vermut del Residence (C/ Barrainkua, 1) y el recorrido que hago caminando diariamente desde Cruces hasta Uribitarte por Olabeaga.


¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!