Qué comer, beber y hacer en el sudoeste de Francia durante Garorock 2022

Pujols (Francia) // L. Astrain
El cercano festival francés, uno de los mejores y más grandes del verano europeo, dispone de un cartel de altura con Green Day, Stromae, Vitalic o Jamie XX, pero también con numerosos atractivos gastronómicos, enológicos y turísticos. Le hemos preguntado a su director, Ludovic Larbodie

Como ya te adelantamos hace unas semanas, en unos días nos iremos (o, mejor dicho, volveremos) a Marmande (Nueva Aquitania, Francia), para disfrutar de Garorock Experience 2022, un gran festival con un centenar de artistas de primera línea, pero también numerosos atractivos gastronómicos, enológicos y turísticos.

En concreto, el festival se desarrollará del 30 de junio al 3 de julio con Green Day, Stromae, DJ Snake, Vitalic, Martin Garrix, Sean Paul, The Hives, Mr. Oizo, Jamie XX, Dropkick Muphys, Girl In Red, Kalakan y hasta 100 artistas repartidos en 6 escenarios.

Festival Garorock Experience

Será la celebración de los 25 años de un certamen más que consolidado, que tiene lugar a menos de 3 horas de la frontera de Irun y en una ubicación idílica y de “biodiversidad protegida”: en un inmenso espacio verde a orillas del río Garona, en el suroeste francés. Además de la música en directo, Garorock Experience 2022 ha programado multitud de actos paralelos que llenarán de actividad sus 4 días, incluyendo un parque de atracciones para el disfrute de los ¡200.000 asistentes! del festival, uno de los más potentes de Europa.

Marmande multiplica por 9 su población… // L. Astrain

Ni qué decir tiene que su zona de acampada es inmensa…

Empecemos por situarnos: Marmande, Francia. A unos 250 Km de la frontera guipuzcoana y a tan sólo 35 minutos en tren de Burdeos. Una localidad de 18.000 habitantes que, durante unos días y por estas fechas, acoge visitantes hasta casi multiplicar nueve veces su población. Y es que, desde hace 25 años, Marmande es anfitriona de Garorock. Ya tenga su origen en Garona + Rock o en “gare au rock” (“estación de rock”), este festival de música ha ido evolucionado en forma y concepto, convirtiéndose en uno de los principales eventos musicales del país y recibiendo en la actualidad desde artistas clásicos del punk a nuevos triunfadores del hip-hop o la electrónica.

¿Un cuadro de Monet? No. Es Le Temple-sur-Lot // L. Astrain

Así, rodeados maizales, viñedos y campos de cereal, no solo vibraremos con actuaciones musicales, sino que haremos bien el mono en el parque acuático del festival, en el torneo de petanca o en los diferentes juegos deportivos junto al camping, enorme, como decíamos, pero confesamos: tendremos otro alojamiento.

Estaremos en Le Domaine de Bertranet, una antigua granja del siglo XVII rehabilitada como alojamiento rural y regentada por un matrimonio encantador, al que ya conocemos, Un pequeño remanso de paz y un trocito de historia, pues la propiedad perteneció a Michel Debré, estrecho colaborador de Charles de Gaulle y supervisor de la redacción de la constitución de la Quinta República Francesa, e incluso fue sede de la resistencia.

Un lujazo: Le Domaine de Bertranet // L. Astrain

El sitio es precioso. La piscina en días calurosos es una delicia. Y el desayuno, completísimo, y en él no podía faltar la joya gastronómica local: el tomate de Marmande. ¿Lo malo? Los 20 kilómetros que hay hasta el festival. ¿Su lado bueno? La excusa perfecta para convertirlo en base de operaciones, enfilar río Lot hacia el norte y adentrarnos a descubrir la región.

Pasear junto al manto verde del río de nenúfares de Temple-Sur-Lot, callejear por el interior de las murallas en el pueblecito medieval de Pujols y disfrutar de una copa de tinto de la zona o practicar un poco de paddle surf bajo los históricos puentes de Villeneuve-Sur-Lot fueron nuestro complemento al plan de “finde” perfecto de música y turismo la vez anterior que fuimos.

El río Lot, a su paso por Villeneuve-sur-Lot // L. Astrain

Para completar la experiencia, le hemos preguntado a Ludovic Larbodie, el director del festival, acerca de qué no podemos pasar por alto en nuestra visita al festival. En lo musical, el capo de Garorock destaca a  Green Day y, después, a Jamie XX, Sean Paul, Dropkick Murphys, Vitalic, IAMDDB y Orelsan. Vale, todos apuntados.

En lo «otro» (en lo gastronómico), destaca que el propio recinto del festival cuenta ¡con más de 50 restaurantes! Evidentemente, la oferta es amplia y variada. Genial. Pero, si buscamos una «especialidad», nos dice, la respuesta es la Garoburger, «100% de Marmande y 100% Bio», asegura.

Ludovic Larbodie, director de Garorock

Fuera del recinto, «indudablemente», apostilla, «el magret de pato du Gers o una buena lamprea de Couthures-sur-Garonne«. ¡Lamprea! No a todo el mundo le gusta esa misteriosa criatura de los fondos marinos (pero que acude a los ríos a reproducirse). Desde luego, su aspecto es argh, pero el sabor… oh lá lá. Apuntada también.

Magret de pato de Gers // Pierre Lannes

Y, ¿para beber?

Labordie, que antes que empresario de éxito volcado en el mundo musical fue punk y estudió enología (es hijo de viticultores), nos recomienda maridarlo todo siempre con «buen vino de Elian Da Ros o un denominación de origen Pessac Léognan«. En cualquier caso, lo típico de la zona son los caldos a base de «uvas como syrah, garnacha y, por supuesto, los cabernets sauvignon, petit verdot o merlot», nos enumera, pero, ¡ojo!, «preferiblemente sin madera», apostilla. Ésta sí que no la esperábamos, tan habituados como estamos a los crianzas, los reservas y, en definitiva, a toda esa herencia vinatera nuestra originaria, justamente, de Francia.

Vino de Elian Da Rose

Con semejante entorno, buena comida dentro y fuera del festival y mejores vinos… ¿qué puede salir mal?

¡NOS VEMOS EN MARMANDE!

Tienes más información de Garorock Experience 2022, abonos y entradas en www.garorock.com.


¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!