Quiche de brócoli y salmón

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Quiche de brócoli y salmón // Ane Aranburu

¡Hola, botxers! ¡Qué emoción empezar ya en esta nueva andadura de Alma Botxera!

Ya sé que tenéis por aquí abajo un parrafito con una breve bio sobre mí, pero bueno, ya que ésta es la primera receta que vamos a publicar y que, además, mi ama siempre me ha dicho que hay que ser educados en esta vida, me vais a permitir que me presente de nuevo.

Me llamo Ane y soy de Bilbao de toda la vida. Sobre todo en Instagram, algunos (tampoco muchos, no vamos aquí a fardar) me conoceréis como Cookintoki. No soy cocinera ni nada parecido, pero desde hace algunos años tengo como hobby hacer recetas que luego publico en las RR. SS. y parece que, oye, hay algunas personas a las que les gustan. ¡Quién me iba a decir a mí que, después de aquel cupcake de colorines que hice hace un trillón de años, iba a estar aquí con la sección «Recetas fáciles» de Alma Botxera!

En fin, esta sección no tiene pérdida. «Recetas fáciles» son lo que su propio nombre indica. Platos que podemos hacer todos sin ser grandes chefs. Recetas sencillas, con ingredientes normales y fáciles de encontrar, ricas y con las que poder hacer felices a amigos y familia. Por supuesto, cualquier cosa, ingrediente o artilugio que se salga de lo «normal», os daré pistas de donde podríais conseguirlo.

Para comenzar esta sección, tiramos de producto de temporada como es el brócoli para hacer una receta de esas bonitas y que a los no fans de la verdura os ayudará a introducirla en vuestro recetario casi sin enteraros.

Venga, ¡que es muy fácil! // Ane Aranburu

QUICHE DE BRÓCOLI Y SALMÓN

Ingredientes

• 1 placa redonda de masa brisa o masa quebrada que podéis encontrar en cualquier supermercado
• 150 g. de brócoli
• 100 g. de salmón ahumado
• 4 huevos tamaño L
• 200 ml. de nata para cocinar
• 50 g. de queso Emmental rallado
• Sal y pimienta negra
• Mantequilla y harina para engrasar y enharinar el molde

Los ingredientes // Ane Aranburu

Utensilios

• Un molde de 26-28 cm de diámetro
• Garbanzos secos para hacer peso en el horneado
• Papel de horno (o el propio papel que trae la masa)

Para hacer la quiche yo suelo usar un molde de unos 26-28 cm de diámetro, bajito y con los bordes rizados. Vamos, el típico de quiche. No tiene que ser ese exactamente pero sí es importante que sea más o menos de ese tamaño. Si es más pequeño, la quiche os quedará con más altura y también los tiempos de cocción variarán. Lo ideal también sería que fuera desmontable, pero esto sólo por la facilidad que nos da al desmoldar al final. Si es un molde redondo normal tampoco os quedarán los bordecitos ondulados pero, si está rico, ¿qué más da?

Preparación

Empezamos. Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo.

En este caso, vamos a usar masa quebrada comprada para que sea todo más rápido y fácil.

Preparamos el molde. Lo untamos con un poco mantequilla y harina para que luego sea más fácil desmoldar. Ponemos la masa encima y la pegamos bien a los bordes. Lo que me sobra de los bordes, lo recorto un poco. Suelo pasar un rodillo por encima para recortar lo que sobra. Después pincho con un tenedor toda la base, pongo un papel de horno encima y, encima de este, garbanzos secos. Todo esto es para que no se suba la masa. Metemos al horno unos 15 minutos.

Mantequilla y harina // Ane Aranburu
Pasamos el rodillo // Ane Aranburu
Pinchamos la base // Ane Aranburu

A veces, en vez de mantequilla y harina, uso spray desmoldante (que podéis encontrar en tiendas de repostería, grandes almacenes o, incluso, en alguna ferretería) que es un poco más cómodo. Pero seguro que, en este paso de preparar los moldes, cada uno tenéis vuestra propia manera de hacerlo.

¡Y acordaos de los garbanzos, para hacer peso! // Ane Aranburu

Mientras se hace la base, lavamos el brócoli, le quitamos los tronquitos más duros y lo echamos en agua hirviendo unos 5 minutos con un pelín de sal (tampoco mucha que luego echaremos más a la mezcla). Pasado este tiempo, lo sacamos del agua caliente y lo ponemos en agua fría un momento. Después, lo escurrimos y reservamos.
En un bol vamos batiendo los 4 huevos. Añadimos la nata, mezclamos bien y salpimentamos al gusto.

Huevos, nata, sal y pimienta // Ane Aranburu

Cuando pasen los 15 minutos de horno, sacamos la masa de la quiche. Ahora tenemos que quitar los garbanzos y el papel de horno que habíamos puesto encima. Podéis esperar a que se enfríe un poco y hacerlo.

Con la masa lista ya, echamos por encima de ella casi todo el brócoli y el salmón (dejamos un poquito de cada para echar por encima al final y que así se vean bien los ingredientes cuando esté finalizado). Lo distribuimos bien por todos los lados. Si lo queréis echar todo a la vez tampoco pasa nada.

Repartimos bien el brócoli y el salmón // Ane Aranburu

Vertemos la mezcla de los huevos y la nata y acabamos echando el brócoli y salmón que habíamos reservado para el final.

Vertemos la mezcla // Ane Aranburu

Si veis que, por el tema del tamaño del molde, tenéis demasiada mezcla para echar, echad un poquito menos. ¡Que no se desborde!

Echamos el queso rallado por encima y metemos al horno unos 30 minutos a 180°.

Queso… ¡y al horno! // Ane Aranburu

Sacamos, esperamos a que se enfríe un poco (¡no me seáis ansias!) y ¡a comer!

Quiche de brócoli y salmón // Ane Aranburu
¡Menudo corte! // Ane Aranburu

¡Ya me contaréis qué tal! ¡A mí me ha encantado!
Nos vemos (o nos leemos) en la próxima receta 😊.

¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!