BIFM

Brandada de bacalao, una receta fácil para Navidad

Brandada de bacalao // Ane Aranburu
Ane Cookintoki se despide de 2022 con este entrante para las comidas o cenas navideñas… o para cualquier otra ocasión. Fácil, rico, económico… y muy de Bilbao. O de las Islas Feroe, bueno, pero ya nos entendemos

¡Hola, Botxers!

¡Bueno, pues ya casi casi ha llegado la Navidad! Y aquí estamos otro mes más con la sección de recetas fáciles, pero esta vez en modo navideño. Para este 2022 os quiero proponer un entrante superfacilito que a mí desde que empecé a hacerlo, me encanta. De hecho, prácticamente lo hago todos los años.

BRANDADA DE BACALAO

Ingredientes:

  • 250 g de bacalao desalado
  • 1 patata grande o 2 pequeñas
  • 60 ml de leche entera
  • Perejil
  • Zumo de limón
  • Aceite y sal
  • 1 diente de ajo
  • Panecillos o similar (lo que vayáis a usar para la presentación)
Cunde más de lo que cuesta // Ane Aranburu

*Con estas cantidades te pueden salir al menos unos 10 pintxos, más o menos. Pero todo depende del tamaño del que los queráis hacer o del tipo de pan que uséis.

Preparación:

Ponemos a cocer la patata como hagamos normalmente hasta que esté blandita y no cueste pincharla con un tenedor. Yo la suelo cocer entera y con piel.

Limpiamos el bacalao en caso de que tuviera alguna espina o piel. En mi caso, he comprado una bandeja de bacalao desalado desmigado al que casi no he tenido que quitar nada porque estaba muy limpio. Pero aun así es mejor revisarlo. Cuando ya esté limpio, lo cortamos en taquitos.

El ajo, a fuego medio // Ane Aranburu

Vertemos aceite en una sartén hasta cubrir el fondo. Pelamos y cortamos un diente de ajo en 2-3 trozos y lo ponemos en la sartén a fuego medio. Lo dejamos un par de minutos y añadimos el bacalao. Dejamos que se vaya haciendo mientras removemos de vez en cuando. No tenemos que freírlo a fuego fuerte sino dejar que se vaya confitando. Yo lo habré tenido unos 15 minutos más o menos, pero es ir viendo.

El bacalao, a la sartén // Ane Aranburu

Cuando está hecho quitamos del fuego y reservamos.

Pelamos la o las patatas cocidas y las echamos en trocitos en el vaso de la batidora. Echamos también al vaso el bacalao sin el ajo (que debemos apartar antes) y la leche. Trituramos hasta que quede una masa homogénea.

Patata cocida lista para triturar // Ane Cookintoki
El bacalao, también // Ane Cookintoki

Podéis añadir la leche poco a poco para ir viendo la textura. Yo he utilizado 60 ml., pero podéis echar más o menos si queréis que quede más o menos líquido. Os recomiendo que la vertáis poco a poco. Incluso la patata también la podéis ir echando en tandas y así vais viendo la textura que vais obteniendo.

Cuando esté hecha la metemos un rato a la nevera en un recipiente cerrado para que se enfríe y coja un poquito más de consistencia.

También vamos a hacer un poquito de «salsa verde» para aliñar la brandada.

Vamos a por la salsa verde // Ane Cookintoki

Para la salsa verde, simplemente hay que mezclar un poco de aceite con perejil picado, zumo de limón y una pizca de sal. Esto es un poco al gusto. Para la cantidad de bacalao que he hecho, yo habré usado unas 3 cucharadas de aceite, un puñadito de perejil, un poco de zumo de limón (el zumo de un cuarto de limón) y un pelín de sal. Removemos y vamos probando hasta que encontremos el punto que nos guste. A mí, en concreto, no me gusta que sepa demasiado a limón, así que solo echo un poco, pero podéis usar todo el que queráis si os gusta mucho. Si tenéis un recipiente chiquitín donde echar todo, cerrarlo y agitar, mucho mejor.

Para presentar la brandada, lo podéis hacer de la manera que queráis. Yo simplemente he ido cogiendo porciones con una cuchara sopera y poniéndolas encima de los panecillos. Y por encima les he echado un poquito de la salsa.

¡Tachán! // Ane Cookintoki

Y nada más por hoy. Espero que os guste este entrante para las comidas o cenas navideñas o para cualquier otra ocasión. Os deseo unas muy felices fiestas a todos y que entréis en el 2023 lo mejor posible. Cuidaos mucho, disfrutad a tope que este año parece que lo podremos hacer un poco más que los dos anteriores y nos vemos el año que viene.

Feliz Navidad,

Ane.

¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!