Bilbao cambia muy rápido

Si hasta la torre del BBVA ahora es un Primark… ¡cómo no iban a vender aspiradoras en La Granja y comida en los cines Consulado!