BIFM

#BOTXERS: Iñaki López

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Iñaki López en La Sexta // Atresmedia

A Iñaki López (Portugalete, 1973) lo conocemos en el Botxo desde hace mucho. Desde, por lo menos, aquellas primeras entrevistas a pie de calle para TeleBilbao, donde también -todo un visionario- comandó «Radio a la vista» -ríete tú de los podcasters y sus streamings vía Twitch-. Hablamos de los años 90.

Además de colaborar en el magacín de Joseba Solozábal y en el programa de recetas del chef José Juan Castillo, a finales de aquella década le llegó la oportunidad de presentar su primer espacio de debate, «Que te doy con el pico de la plancha», paso previo a su salto definitivo a la televisión autonómica vasca, ETB, donde comenzó una intensa etapa: «100% vascos» (con Antxon Urrusolo), «El submarino amarillo» (junto a Emma García), «Lo que faltaba» (apoyando a Yolanda Alzola y Txetxu Ugalde), «Mójate» (a la vera de Adela González), «La gran evasión» (con Carlos Sobera), los debates de «El Conquistador del Fin del Mundo», «Buen rollito», «Iñaki & cía»…

Su versatilidad y buen hacer le dieron la oportunidad de dar el salto a Madrid, allá por 2010, primero a Cuatro («Justo a tiempo»), después a La Sexta.

Allí, en el canal de Atresmedia, es donde se ha hecho un rostro popular a nivel estatal, al liderar en prime time el programa de actualidad sociopolítica «La Sexta Noche» durante los últimos 9 años. Ahora, se enfrenta a un verano atípico, pues en septiembre le pasará el testigo a José Yélamo y el jarrillero se embarcará en una nueva aventura, la de «Más vale tarde», espacio que conducirá junto a Cristina Pardo. «¡Pero agosto es sagrado y ese mes pienso reducir al mínimo toda actividad!», avisa a Alma Botxera.

Iñaki López y Andrea Ropero en «LaSexta Noche» // Atresmedia

Así, tras dejar su último proyecto «en lo alto», tendrá tiempo de desconectar, antes de enfrentarse a «otro reto», como lo califica. Como resume el comunicador, lo «bonito» de su profesión es «probar formatos distintos».

Así las cosas, a este #botxer no le queda otra que alternar Madrid y Bilbao, cuya «calidad de vida», asegura Iñaki, no la ha «catado jamás» en otra ciudad. Y es que, para López, «tanta oferta y tan a mano» es una «bendición», algo de lo que uno es «más consciente cuando se está fuera».

Pero, con todo, «Bilbao debe crecer y no conformarse», considera nuestro entrevistado. «En vida nocturna la villa ha caído mucho», analiza, y eso «también es riqueza», considera.

Un Iñaki López que sabe lo que es dedicarse a la hostelería, pues suyo (y de Olatz López -su hermana- y Darran Williamson) fue durante una década el Bitoque de Jardines de Albia, donde, reconoce, aprendió que la restauración requiere «estar muy encima». No se ve volviendo, «pero en un futuro… ¡quién sabe!».

Un restaurante.

El Serantes (C/ Licenciado Poza, 16).

Un plato.

Txipirones en su tinta con arroz.

Un bar.

¿Musical? El Katu, en el Casco (C/ Barrenkale, 17). ¿Típico? El Farol de la calle Amistad (C/ Amistad, 3).

Gildas de antxoa // Alma Botxera

Un pintxo.

La gilda.

Una tienda de ropa.

Keep on Rockin’, en el Casco (C/ Somera, 23).

Último concierto en directo.

La Perra Blanco.

El r’n’r, su gran pasión // Facebook

En tus playlists no faltan temas de…

Stray Cats.

Un rincón de Bilbao o alrededores.

El puerto viejo de Algorta.

Puerto viejo de Algorta // Alma Botxera

Qué echas en falta en Bilbao de otras ciudades.

Más vida nocturna.

Una recomendación para Alma Botxera.

Los conciertos de La Nave 9, en el Museo Marítimo (Muelle Ramón de la Sota, 1). ¡Imprescindibles!

¿Te gusta Alma Botxera?

Sígueme!