Sarean: cocina creativa, asequible y solidaria.

De vez en cuando me gusta acabar la jornada de trabajo del viernes yendo a comer un menú del día. Me da la oportunidad de probar diferentes propuestas de los restaurantes a un precio más ajustado. Aunque en alguna ocasión me haya jugado una mala pasada de ésta salí tan satisfecho como para recomendároslo.

Sarean es un espacio de encuentro entre los vecinos de la zona de Bilbao La Vieja y San Francisco donde se dan cita diferentes agentes culturales y solidarios. Al ser un espacio lúdico en él se programan actividades con la pretensión de unir los diferentes aspectos interculturales que se dan en el barrio: exposiciones, talleres gastronómicos, conciertos…

Además de esto Sarean acoge un restaurante y bar donde reflejan su cocina multicultural, creativa y asequible. Se encuentra en el número 4 de la Plaza Corazón de María, epicentro del barrio. Este proyecto está gestionado por la empresa Bilbao3 quien también se encarga de hacerlo en las áreas de restauración del Museo Marítimo de Bilbao y el Teatro Campos.

Iluso de mí di por hecho que conseguiríamos fácilmente una mesa llamando con un par de horas de antelación. Sí lo conseguí, pero de milagro al ser solamente una mesa para dos. Tras tomarnos un par de cañitas nos presentamos puntuales en Sarean para sorprendernos con la amplitud del comedor, no era de extrañar que tuvieran reservadas varias mesas para grupos grandes. Me gustó que el área de cocina estuviera a la vista de los comensales pudiendo así comprobar el trajín que se traen al otro lado.

sarean jatetxea restaurante

sarean san francisco

Mientras mi cabeza daba vueltas apreciando la exposición de cuadros que adornaban las paredes ese día, los cámareros nos acercaron la carta del menú. Cuatro primeros, cuatro segundos y tres postres entre los que elegir:

  • Primeros
    • Ensalada de zaaluk berber con vinagreta de aguacate y sésamo.
    • Arroz japonés salteado con gambas, soja y verduritas al cilantro.
    • Sopa de pescado y picada de atún rojo.
    • Estofado de patatas, green wasabi.
  • Segundos
    • Tataki de atún con hummus y germinados.
    • Bacalao asado sobre escalibada y vinagreta de ibéricos.
    • Solomillo de cerdo con patata gajo y curry.
    • Láminas de entrecot a la brasa.

Compartiríamos los platos para probar lo máximo posible. Optamos pues por la ‘ensalada zaaluk berber’ por eso de probar algo diferente. Resultó ser una ensalada templada, vistosa, exquisita y típica de Marruecos, concretamente de Fez. El zaaluk también es conocido como ‘caviar de berenjenas’ a las cuales dan un tratamiento especial que empieza por ponerlas un buen rato a remojo y quitándose las semillas.

sarean ensalada zaaluk berber
Ensalada zaaluk berber con vinagreta de aguacate y sésamo.

La otra opción que elegimos fue el ‘arroz japonés’ que a simple vista me pareció bastante corriente. Sin embargo una vez le hinqué el diente pude comprobar ese toque de la soja y sobre todo el del cilantro. Con este último me pegué un viaje express a mis últimas vacaciones en Vietnam donde el cilantro estaba presente en muchísimos platos. Solamente por ese aspecto ya me mereció la pena.

sarean restaurante bilbao la vieja
Arroz japonés con soja y verduritas al cilantro.

Para los segundos platos tuve claro desde el primer momento que mi opción sería el ‘tataki de atun’ y una vez servido confirmé que no me equivocaba. El plato que me presentaban hacia justicia al calificativo de cocina creativa con una presentación muy cuidada. Las láminas de atún brillaban por su parte cruda y únicamente marcado por el exterior.  Un plato sabroso con un rico acompañamiento, no dejamos ni gota.

sarean tataki de atun
Tataki de atún con hummus y germinados.

Ambos queríamos una comida ligera así que rechazamos las opciones del solomillo de cerdo y entrecot. Elegimos entonces una tajada de ‘bacalao asado’ que aunque correcto para mí probablemente fuera el plato que menos disfruté de todos.

sarean san francisco bilbao la vieja
Bacalao asado sobre escalibada y vinagreta de ibéricos.

En el momento que llegamos al postre aún quedaban disponibles las tres opciones del menú. De entre la tarta de queso, el lassi de mandarina y el helado de mango nos quedamos con las dos primeras propuestas. El lassi se trataba de una bebida típica de India en la que se mezcla yogur y/o leche con fruta. Vamos, en otras palabras estamos hablando de un batido ligero y suave de mandarina, sin ser un sabor demasiado intenso.

sarean
Lassi de mandarina.
Tarta de queso
Tarta de queso

Sarean es de los sitios con los que acabas con una sonrisa de oreja a oreja al acabar de comer. Si bien habíamos disfrutado de un menú rico, atractivo y vistoso lo habíamos hecho a un precio muy ajustado (12 €). Imposible reprochar nada a una cuenta en la que todos deberíamos de saber que el 10% de lo que consumas irá destinado a proyectos sociales y culturales de la asociación. ¡Chapeau por Sarean!

Servicio rápido no, rapidísimo, eficaz y atento. Una vez consultada la carta completa confirmo además que los precios de sus platos en caso de no ir a menú del día siguen siendo igual de económicos. Os ánimo a que les visitéis porque no os va a defraudar.

Restaurante Sarean

Plaza Corazón de María 4, San Francisco.

Teléfono de reservas: 946 531 678

Web  |  Facebook  |