Saltsagorri, clasicismo moderno.

Ya iba siendo hora de dar señales de vida por el blog ¿no? Como que no quiere la cosa ha pasado casi un mes desde mi último artículo y entre tanto despedidas de soltero de varios amigos, cumpleaños y demás eventos a los que no puede (ni debe) fallarse.

En esta ocasión vengo con la firme intención de impartir justicia con un bar al que no había mencionado hasta ahora: Saltsagorri. Son más de tres años de vida de este blog que leéis en mayor o menor medida y, aunque más de uno piense lo contrario,  Alma Botxera no lo sabe todo. Por eso me nutro de las recomendaciones que me vais haciendo. Tuvo que ser nuestro #botxer inaugural, Joseba Vegas – Optigan1, quien eligiese el bar Saltsagorri como uno de sus templos favoritos para eso de comer pintxos.

Foto: www.baobilbao.com/saltsagorri-la-terraza-mas-pequena-de-bilbao/
Foto: www.baobilbao.com/saltsagorri-la-terraza-mas-pequena-de-bilbao/

Saltsagorri es un bar que se encuentra en la diminuta calle La Merced, esa que corta a la popular Santa María e invita a acercarse a Bilborock por el puente del mismo nombre. Es un bar pequeño, quizás por eso más de uno frunza el ceño al primer vistazo. Se equivocan, me equivoqué. No hay más que asomarse a su barra para localizar ipso facto su tesoro. Saltsagorri cuenta con una barra de pintxos que haría quitarse la txapela a cualquier txikitero  sin pensárselo dos veces.

Los pintxos de Saltsagorri son clásicos, de Bilbao, de cuando escuchar ‘bilbainadas’ era más habitual de lo que es hoy en día. Un palillo como elemento común atravesando una cada uno de los ingredientes cuidadosamente seleccionado. Gildas (anchoa, piparra y aceituna), bilbainitos (huevo cocido, gamba y mayonesa) y los grillos (lechuga, patata y cebolla morada). A destacar ese día también un pintxo de bacalao. De visitarlo en fin de semana tendremos la opción de elegir marisco: unas quisquillas, nécoras, caracolillos y ostras… otra liga.

saltsagorri casco viejo grillos
Grillos del Saltsagorri.

Mis ojos se fueron directos a una bandeja repleta de unos sándwiches que versionan las famosas ‘felipadas’ del también clásico Alameda. Habiendo probado ambos me quedo con los del Saltsagorri, un toque picante en la medida justa para saber de su existencia. ¡Joder! Lo estoy escribiendo y estoy salivando por encima de mis posibilidades ¡Quiero otroooooooo!

felipadas saltsagorri
‘Felipadas’ versión picantona del Saltsagorri

Lo digo y diré una y mil veces: qué diferencia esas barras de pintxos que con ese brillito especial te llaman a gritos. Sin embargo, he visto barras de bares emblemáticos de Bilbao que eran para llorar. A saber qué cuentan los turistas que caen por desgracia en esas trampas fácilmente identificables con pizarras que ofertan “10 pintxos + botella de vino por 15 €”. No les ocurriría si siguiesen “Mi Ruta de pintxos por el Casco Viejo“. Tampoco les sucederá si visitan Saltsagorri. Su minúscula terraza, pero terraza al fin y al cabo, se verá ocupada por jóvenes modernos  que comparten con txikiteros su amor por el clasicismo bilbaino.

Saltsagorri

Calle la Merced, esquina con Santa María (Casco Viejo)

Teléfono:944 39 49 74