#BOTXERS: Alu N’Diaye.

Si alguien tiene la culpa de que el muelle de Ripa se haya convertido en lo que es hoy, ése tiene nombre y apellidos: Alu N’Diaye. Apostó por abrir Baobab Tetería en una zona por donde no pasaban ni el ‘tato’. El muelle es frecuentado ahora por bandadas de jóvenes que buscan tomarse su cañita con vistas a la ría. ‘La sonrisa senegalesa’ les espera tras la barra dispuesto a hacerles sentir como en casa, no dejará a nadie sin saludar. Le gusta la música, la cultura y viaja siempre que puede: Berlín, Croacia y su reciente escapada a Oporto. En esta entrevista conoceremos un poquito más de él. Pasen y lean.


Un restaurante. 

Podría decirte el Wok Vista que tengo al lado de mi trabajo o el tupper de mi madre, jejeje. Por suerte hay unos cuantos restaurantes que me gustan mucho, tanto por la comida como por el servicio. De mis favoritos están La Viña de San Francisco, Ágape, Ambigú, Peso Neto y Blanco y Negro. De éstos me costaría elegir uno, así que los juntamos todos como si fuera uno. ¿Vale?

Un plato.

Ésta es fácil. Me encanta la carne, me quedo con las chuletas del Txakoli Simón en Artxanda. Procuro ir una vez al mes y es como un auto regalo.

Un bar.

Está claro, nuestro antibareto Baobab Tetería que para mí es como estar en casa. Ahora sí, está el Kubil en Iturribide, un bar íntimo donde siempre pillas algo de música en directo que es un plus.

Un pintxo.

Donde esté la tortilla de patata recién hecha del Baster no hay más que hablar. Entra sola y… ¡está que te mueres!

Una tienda de ropa.

Si te digo la verdad odio ir de compras. Bueno, en realidad lo que no me gusta es llevar bolsas de compras así que me quedo con internet. Tiene sus riesgos pero la verdad es que es muy cómodo.

Último concierto en directo.

Si me acuerdo bien el último fue en el teatro Arriaga. Delorean reinterpretaba algunas canciones de Mikel Laboa. Estuvo muy bien, lo malo es que estuvimos sentados en las butacas de abajo y no te podías ni mover. En algunos momentos del concierto te entraban ganas de saltar a bailar, pero nada te aguantas.

En tus ‘playlist’ no faltan temas de…

Pues voy por temporadas, me obsesiono con uno y no paro hasta rayar el disco. Sin dudar te voy a decir Youssou N’dour que es un cantante senegalés que siempre me ha encantado. También te podría decir The National, Curtis Harding, Kitty, Daisy & Lewis y Arctic Monkeys que últimamente son a los que más caña les doy.

Un rincón de Bilbao o alrededores.

El sofá de mi casa no es que sea muy cómodo, pero no te imaginas las ganas que le suelo tener al final del día. Creo que apostaría por Olabeaga, he vivido allí unos cuantos años y me gusta mucho la verdad. Es un barrio tranquilo, agradable y aunque te da la sensación de estar fuera de la ciudad en realidad estás a cinco minutos del centro.

Qué echas en falta en Bilbao de otras ciudades.

Yo creo que Bilbao es una ciudad cosmopolita y joven a la que hay que dar tiempo para consolidarse. Tengo fe en que todo llegará poco a poco. Tiene potencial para ser una ciudad diversa, con una oferta cultural y de ocio muy atractiva y ecléctica.

No es que eche en falta algo concreto, sino que creo que se debería confiar en los jóvenes y apoyarles un poquito más. Hay muchos con unos proyectos de la ostia pero con muchos obstáculos. A veces no pueden llevarse a cabo por las normativas del ayuntamiento o los altos precios de los locales.

Una recomendación para Alma Botxera.

Yo no valgo para esa pregunta, soy muy fan de este blog. Me parece que lo estás haciendo muy bien, sin prisa, poco a poco vas ganando terreno y sabes los intereses de tus seguidores. Eso es muy importante, sigue así.