Rabba Rabba Hey: rock y rabas en Satélite-T

Sin lugar a dudas tuvo que haber un ‘click’ en nuestro cerebro para renegar de un sábado noche que acabase mendigando un pintxo con abundante chatka en La Tortilla. Probablemente hayan sido los años y nuestro propio cuerpo, el jodido ya no se recupera como lo hacía antaño. No perdonábamos la noche del viernes, tampoco la del sábado.

Hoy es el día en el que he cambiado las noches de los sábados por las mañanas de los domingos, sesiones de rabas y vermut. Este es el plan que quiero presentaros: el ‘Rabba Rabba Hey’ que se celebra desde hace un año en el Satélite-T.

A Txarly se le quedó pequeña La Nube de Santutxu y se hizo con la antigua Draga de la Ribera de Botica Vieja (Deusto). Le dió un revolcón y lo convirtió en el local con mejor programación musical de toda la villa, ahora con los metros que echaba en falta. La sideral decoración del Satélite-T convierten aquello en la orilla kósmika de la ría láctea. Los marcianos de Indepence Day te dan la bienvenida y entre sus contenedores rojos puedes cruzarte con un Tony LeBlanc en modo astronauta y a E.T. merodeando por los baños.  Tres referencias cinematográficas e interplanetarias.

wpid-img_20151108_130333.jpg

Durante la semana, también los findes, Satélite-T prepara comida marciana para humanos. De ello se encarga Sergio quien dirigiese su movilidad exterior (Fátima Báñez dixit) y sus prácticas en los fogones a tierras finlandesas. Cocina creativa y exótica que apunta alto pero que aún no he llegado a probar. Lo tengo en mi agenda de “pendientes”. Un amplia barra de pintxos y bocadillos, por supuesto rabas acompañadas de ali-oli y vermuts.

Cada domingo el bar cósmico monta las sesiones ‘Rabba Rabba Hey’, parafraseando a los Ramones y acercando un aperitivo tan de domingo como lo son las rabas y el vermut. En cada ocasión un concierto de los muchos estilos que visitan el Satelite-T: rock and roll, rockabilly, punk, folk, disco… Por allí han pasado bandas y artistas como Ariel Rot, Godfathers, The Allnighters, The Priscillas, The Riff Truckers, Mobydick, WLDV… en mis dos primeras visitas coincidí con Dr. Maha y The Atom Age (Oakland, Canadá).

El pasado domingo se celebró su primer aniversario y para tal ocasión habían programado algo gordo. A las 13:00, con el habitual retraso marca de la casa, daba comienzo el concierto de Los Chicos. Rafa, el frontman del quinteto madrileño, llegaba in extremis habiendo desayunado unas mandarinas con poderes sobrenaturales para agitar la mañana del domingo con puro rock-and-roll. Primero subiéndose a la barandilla para arrimarse a un público entregado, después a la barra del bar para mostrarnos su baile del pollo. Había quien comentaba que era “el mejor bolo que se podía ver a nivel estatal”. Sonaron increíbles, lo del look es otra historia.

los chicos satelite t bilbao
Los Chicos en Satélite-T (foto: Juan Gómez www.tuszapatosrojos.com)

Finalizado el primero de los conciertos hubo un ‘impass’ en el que aprovechamos a comer algo. Satelite-T había preparado tres opciones a precios populares para que las birras y vermuts nos hicieran menos daño. A elegir entre alubias con sacramentos, fideuá o costilla de cerdo (5 € la ración). Compartí fideuá y costilla, no quise arriesgar con las indabas.

A las 17:00 los guipuzcoanos Lie Detectors soplaban velas de un tarta personalizada y entonaban el ‘zorionak zuri’ para un bar en el que se sienten como en casa. A partir de ahí pusieron en práctica su sonido garajero y rockero. Para esas horas los niños ya habían escapado a casa y quedábamos aquellos que nos resistíamos al fin de semana. Su directo frenético ha conseguido conquistar a propios y extraños. Aquelló acabó con una improvisada versión que decía algo así:

“Podéis comer, podéis beber en el Sateliteeeeee, en el Rabba Rabba Heeeeeey”

lie detectors bilbao satelite t rabba rabba hey
Lie Detectors en el Rabba Rabba Hey (foto: Juan Gómez www.tuszapatosrojos.com)

Para entonces Txarly bailaba junto a ellos, con una sonrisa tonta y satisfecho de que aquella fiesta hubiera funcionado tan bien. Nosotros recogimos el campamento. Haber continuado aquel cóctel de cervezas y tragos largos hubiera sido nuestra sentencia de muerte. Algunos continuamos trabajando incluso en navidades.

Satelite-T

Ribera de Botica Vieja 3, Deusto.

Teléfono de reservas: 670 59 92 00

Sigue sus conciertos programados y menús del día en Facebook

Precio de los conciertos: gratis o 5 € aprox.