La Brasa Canalla y su hamburguesa ‘pulled pork’

Hace unos días Marta, una seguidora botxera, comentaba que últimamente la oferta de muchos restaurantes era practicamente calcada. No le falta razón y como prueba un ejemplo ¿en cuántas cartas aparece el omnipresente tartar de atún rojo? De acuerdo, las modas también influyen.

Esta vez traigo al blog una hamburguesería de reciente apertura en la calle Elcano, frente a la facultad de empresariales. Aquel bar cutre de enfrente ha recibido un lavado de cara y a unos jóvenes con ganas para dar luz a La Brasa Canalla. Y ahora alguno me dirá que las hamburgueserías tampoco ofrecen ninguna novedad pero en este caso se equivocan.

wpid-img_20150613_214907

La Brasa Canalla se diferencia particularmente del resto por  un producto que no ofrece ninguna otra. Os hablo de la hamburguesa ‘pulled pork’, un técnica habitual en los Estados Unidos y que LBC ha traido al botxo. El ‘pulled pork’ o ‘cerdo desgarrado’ es una forma de preparación de la carne de cerdo que consiste en la cocción a baja temperatura durante diez horas con un método de humo. Con ello lo que se consigue es que la carne se ablande, vaya desgarrándose y rompiendo en trocitos.

Me gustaría destacar que entre las recomendaciones que nos hicieron se encontraba una hamburguesa “para los más canallas”. Esta coletilla y su particular tono al decirlo nos provocó cierta risilla floja al igual que la hamburguesa que nos ofrecía. Una burger de chuleta deshuesada de vaca que pican allí mismo y que la sirven… ¡en un donuts! Una canalla digna de probar algún día.

wpid-img-20150505-wa0012.jpg

Tenía muy claro qué es lo que pediría según me sentase a la mesa: mi ‘pulled pork’. Aún así tuve que elegir el resto de ingredientes que completarían mi burger. Quería saborear cada trozo desmigado de cerdo por lo que no quise añadirle productos que me lo pudieran desvirtuar. Opté entonces por lechuga, cebolla pochadísima, queso cheddar y mahonesa ahumada. Además tuve que elegir el tipo de pan en el que se serviría, escogí el pan brioche (bollo) ya que el rústico es más habitual. Quien nos atendió me confirmó que era la mejor opción para ese tipo de carne. (Precio: 4,5-5 € + patatas y bebida 2,5 € )

Fue una hamburguesa que me gustó, diferente a cualquier otra que hubiera probado antes. Si somos puristas está claro que una hamburguesa es la de carne picada pero esta versión me convence. La ‘pulled pork’ es una carne muy jugosa, tierna y con un toque ahumado muy sabroso. La Brasa Canalla dispone de una salsa barbacoa que elaboran ellos mismos y que incluso venden en tarros de cristal. El tamaño es muy generoso y algunos de mis compañeros no llegaron a acabársela.

wpid-img_20150613_222144.jpg

wpid-img_20150613_222207.jpg

wpid-img_20150613_222215.jpg

Me he centrado directamente en el plato principal del artículo pero hubo más. Como aperitivo pedimos una ración de nachos que me parecieron bastante justitos. El queso y bacon que lo acompañaban los hacían algo más interesantes. Difícil competir con los nachos que sirven en el restaurante contiguo: De Boca Madre.

wpid-img_20150613_220508.jpg
Os lo juro, debajo hay nachos

Como postre compartimos entre todos una ración de brownie , aunque sea forzando pero siempre tiene que haber un toque dulce antes de levantarse de la mesa. De tamaño menudo, con gran cantidad de nueces y acompañado de nata.

wpid-img_20150613_224453.jpg

Espero vuestros comentarios tras probar esa ‘pulled pork’… ¡canaaaaaaaaaallas!

8AWOiEhG

La Brasa Canalla – LBC

Elcano 24, Indautxu (ver mapa)

Facebook  |  Twitter  |  Instagram

www.labrasacanalla.com