Tu Catering Online, comiendo entre amigos.

Hace algún tiempo el Grupo Iruña se puso en contacto conmigo como tantas otras empresas. Son los responsables de la gestión de negocios hosteleros que llevan en Bilbao desde antes que naciéramos: Café Iruña y La Granja. También se hacen cargo de la cafetería del Museo de Bellas Artes, Gran Casino Nervión, el restaurante de la Torre Iberdrola, Finca Bauskain y restaurante Ibaigane, Torre del BEC y Teatro Arriaga.

Otra de las facetas del Grupo Iruña es su servicio de catering para eventos o particulares. El contacto vino motivado por el interés que tenían en que probase los platos que ofrecen desde hace algún tiempo a través de la web tucateringonline.com. Acepté la propuesta pero, como siempre, con la única condición de compartirlo solamente en caso de quedar satisfecho. Y por eso escribo estas líneas.

grupo iruña
tucateringonline.net

Tuve que acceder a tucateringonline.net y elegir entre toda su oferta: entrantes, tablas, ensaladas, cremas, platos principales, postres, bebidas… Las opciones eran muchas pero me las ingenié para montar un menú atractivo. Encargué la comida con un día de antelación y a la hora fijada el repartidor me lo trajo todo a casa. Todos los platos los recibí envasados para mantener sus propiedades y con instrucciones para servirlo en las mejores condiciones.

wpid-img_20150523_175211.jpg

Cité a unos amigos con los compartiría esta experiencia que por lo pronto se presumía interesante. Tras unos zuritos subimos a una hora prudencial para comenzar con la cena. La mesa estaba montada y el aspecto era prometedor: una tabla de quesos variados (de cabra, manchego e Idiazabal natural y ahumado) acompañados de nueces y gominolas. Nos ayudaría a digerirlo una botellita de tinto crianza Rioja Bordón. La cosa no empezaba nada mal. Disfruté especialmente del queso de cabra y el Idiazabal ahumado, no tanto del natural.

wpid-img_20150523_203830.jpg
Tabla Puro Queso y botella de crianza Rioja Bordón

A esta cena todavía le quedaba mucho más que dar de sí. Mientras calentaba en una cazuela el segundo plato un aroma intenso salía de la cocina y, como una adivinanza fácil, los invitados lo identificaron rápido como hongos. Una crema de hongos, patatas, puerros y cebolla que serviría en unas copas triangulares. El gusto confirmaba lo que el olfato nos había indicado: sabor intenso a hongos en un formato de ligera crema. Y todos los relamimos los bigotes.

wpid-img_20150523_223024.jpg
Crema de hongos

 Ya dije que la noche iba in crescendo y era el turno de lo que para mí era la joya de la corona. Conociendo a quienes se sentaban alrededor de la mesa conmigo había elegido un plato con el que seguro acertaría. ¿A quién no pueden gustarle unos pimientos rellenos de txangurro? ¡Sacrilegio!  El aroma que se desprendía de la cazuela mientras los templaba a fuego medio volvió a delatarme. Hicimos un primer intento de comedirnos y solamente nos servimos dos unidades por cada uno. Pero una vez probado esa potente sensación nos vimos obligados a repetir y cayeron dos más. Mirad la foto al pie de estas líneas, no me digáis que el color de la esa salsita no os está llamado.

wpid-img_20150523_230432.jpg
Pimientos rellenos de txangurro

Las comidas y cenas siempre deben de terminar con un toque dulce, sino no se ha acabado. Eso es así por decreto ley botxero. Y ya podemos buscar la vía de compartir postre o pedirlo individual. Pero postre se pide. Y nosotros teníamos un brownie de chocolate partido en perfectos pedacitos que calentamos en el horno. Lo serviríamos con una salsa de chocolate que preparamos por nuestra cuenta y riesgo. Esponjoso y  con trocitos de nueces fue una fantástica manera de dar por concluida esta cena.

wpid-img_20150523_233233.jpg
Brownie de chocolate

Acabamos todos muy satisfechos con el resultado e incluso superando las expectativas que a priori alguien puede tener cuando le hablan de comer de catering. Las raciones que tucateringonline.net me hizo llegar era abundantes lo que me permitió seguir disfrutando de esos pimientos rellenos, crema de hongos y brownie durante unos días más. Por desgracia el vino Rioja Bordón se acabó demasiado rápido.

En esas ocasiones especiales en las que no te da tiempo a preparar algo lo suficientemente elaborado o porque simplemente no te apetece. La opción de solicitarlo a una empresa de catering puede ser una buena alternativa. Los precios no me parecen desorbitados para el trabajo que por ejemplo supone hacer esos gloriosos pimientos rellenos. Ni que decir del brownie, reto incapaz de realizar por mi parte.

Descubre otros platos en www.tucateringonline.net

Precios de los platos de esta cena para seis personas:

Precio medio por persona: 16 €

  • Tabla Puro Queso (600 gr.):  24,20 €
  • Crema de hongos (1 kg): 19,80 €
  • Pimientos rellenos de txangurro (18 unidades): 31,90 €
  • Brownie de chocolate (500 gr.): 13,20 €
  • Botella Rioja Bordón (75 cl.): 9,35 €