La hamburguesa del Pikata Urban Burger

Fue hace unos cuantos meses cuando recibí un correo de una seguidora de este blog. No sabéis la cantidad de ellos que me llegan al cabo de la semana. En esta ocasión era diferente pues Esti, así me llama, me preguntaba que para cuándo dedicaría un artículo a la hamburguesa del Pikata Urban Burger. Bien, ese día ha llegado.

La cafetería Kepa Landa ocupaba anteriormente el local donde ahora se encuentra Pikata Urban Burger. Hablamos de la calle Henao, detrás del mercado del Ensanche. Es un bar de pintxos a 1 € que últimamente se han puesto de moda. No son demasiado creativos pero cumplen si nuestro cometido es calmar la hambruna y que nuestro bolsillo no se vea afectado.

No estamos allí para comer pintxos sino por la hamburguesa que nos han recomendado. Al no ser un local demasiado grande la diosa fortuna debe estar de tu lado para encontrar una de las seis o siete mesas altas de las que disponen. De lo contrario nos veremos obligados a comer en barra.

wpid-img_20150417_221126.jpg

Con la carta en la mano vemos que disponen de seis hamburguesas de ternera, una de presa ibérica (ñam!), una de pollo, otra vegana y otras dos más de pescado (bonito o merluza con gambas). Dos sandwiches, un hot dog y varios platos frescos, frituras y postres completan la carta de Pikata Urban Burger.

wpid-img_20150417_220701.jpg         wpid-img_20150417_220705.jpg

Según Pikata todas sus hamburguesas se sustentan en un mismo pilar, el pan. Ofrece tres tipos diferentes: berli, blanco y de semillas. La elegida ha resultado ser la “Burger de ternera, piperrada, idiazabal, paletilla ibérica, rúcula, tomate, mahonesa y salsa barbacoa”. ¿Y como pan? Me decido por el berli, de tipo bollo.

La cocina funciona ‘a full’ sacando europintxos continuamente y nuestras hamburguesas tardan muy pocos minutos en salir . La presentación promete: una pizarra sustenta nuestra hamburguesa, un katilu con patatas fritas de verdad y la salsa.

wpid-img_20150418_135321.jpg

Al abrir la hamburguesa compruebo que efectivamente no falta ningún ingrediente. Destaca por encima de todo esas lonchas de jamón tierno y brillante, la loncha de queso idiazabal y esa piperrada de pimientos asados. Lo ha conseguido, estoy babeando al escribirlo y ver de nuevo la foto.

wpid-img_20150417_221625.jpg

wpid-img_20150417_221633.jpg

Al cogerla lo primero que me llamó la atención fue el peso de la hamburguesa a pesar de que tampoco aparenta ser demasiado grande. Me gusta, aquí hay carne a base de bien. No como esa otra hamburguesería del mismo barrio que empezó sirviendo hamburguesas para tipos como Obélix pero con el paso del tiempo su carne fue menguando hasta parecer lonchas de jamón york. Creo que sabéis de cuál hablo.

La hamburguesa del Pikata ha resultado ser jugosa, deliciosa y muy recomendable, gracias Esti por tu consejo. Hay que tener en cuenta que Pikata no es un lugar donde acudir con una cuadrilla demasiado grande pues probablemente no encuentres mesa para tantos. Es un bar con algo de alboroto por lo que disfrutar de la hamburguesa tranquila y pausadamente puede llegar a ser complicado. Sabiendo a lo que nos enfrentamos tengo por seguro que estas hamburguesas van a cumplir vuestras expectativas. Muy rica y a buen precio, las de ternera rondan los 6,50 – 8,00 € e incluyen patatas. No defrauda.

wpid-img_20150417_223906.jpg

Pikata Urban Burger

Calle Henao 12, Ensanche (ver mapa)

Galería de fotos con el hashtag #pikata