Moviendo el bigote en Dando La Brasa

A pesar de que incomprensiblemente Bilbao La Vieja sigue siendo para muchos bilbaínos un lugar poco recomendable por el que moverse, lo cierto es que estas personas se están perdiendo una cantidad de lugares increíbles. Un claro ejemplo de esto es el restaurante Dando La Brasa de la calle Arechaga esquina con San Francisco. Se encuentra muy cerca del bar Marzana 16 en el que multitud de jóvenes cerveceamos con vistas a la ría.

wpid-img_20140718_143416

Dando La Brasa lo tenía fichado desde que caí por casualidad en su antiguo local sito en la calle Campo Volantín. Actualmente se encuentra cerrado y por ese motivo nunca pude llegar a probarlo aunque sí os escribí sobre él. Los que me siguen desde el principio quizás lo recuerden (aquí)

Dando la Brasa se distingue por seguir las directrices de la ‘cocina nikkei’. Con el término nikkei se acostumbra a llamar a los hijos de los inmigrantes japoneses en el Perú. Pero a partir de la década de los ochenta se utiliza para referirse también a una particular, sofisticada e innovadora creación: la cocina que fusiona los ingredientes peruanos con los tradicionales del arte culinario japonés. Por lo tanto acostumbran a degustarse sashimis o ceviches.

La decoración de este restaurante es de las que a mi me gustan. Se ve que es un lugar moderno a pesar de su aspecto antiguo. Paredes y barra del bar enchapado con azulejos de otra época. Sillas y mesas cada una de una madre y un padre diferentes. Música ambiente agradable. El diseño gráfico de las cartas, sus logos y frases me llaman poderosamente la atención, es un plus y un gran trabajo que merece la pena destacar.

 

 

wpid-img_20140718_143551Encontré la ocasión perfecta un viernes de verano en el que no trabajaba por las tardes para poder disfrutar de uno de sus menús del día a 13,50 €. De la carta pueden elegirse un primer plato, un segundo y un postre de entre los señalados con una ‘bombita’. Las opciones eran más que apetecibles así que no tuvimos ningún inconveniente en elegir entre ellos.

 

 

Me gusto ver en la carta que Dando La Brasa sigue la política ‘slow food’ e indica a quién compra sus pescados, carnes, vegetales o pan como es el caso del archiconocido Sergio de Labeko Okindegia. Los helados son obra de los maestros de Gelati Gelati.

 

Mientras esperábamos nuestros platos nos acercaron una cesta con variedad de panes (de masa madre, sí) y un cuenco con maíz panza a modo de aperitivo. Resultaba seco en la boca pero me pareció curioso, nunca lo había probado. En poco tiempo fueron llegando todos y cada uno de los platos que habíamos pedido. No os asustéis con los nombres:

 

 

wpid-img_20140718_145029

 

Primer plato > Tubérculos, tierras y espuma de ali-oli (patata morada, yuca y boniato)

wpid-img_20140718_145238

Primer plato > Croketas fluídas! morcilla + pistachos, humita y kilos, boletus y cacao, jamoncito, etc…

wpid-img_20140718_145337

 

Segundo plato > Black Cod, bacalao negro con saikyo miso y mix de algas

wpid-img_20140718_152006

 

Segundo plato > Tataki de Pato, salsa ponzu y raíz lotto + humo eucalipto

wpid-img_20140718_152056

 

Postre > Alfajorcitos! Dulce de Leche y Maicena con su heladito

wpid-img_20140718_154306

 

Postre > Mango Fresh, yogur griego, petazetas y ceniza de pistachos

wpid-img_20140718_154321

 

Quedamos muy satisfechos con una comida que para el precio que pagamos era vistosa, diferente, atrevida además de dejarnos totalmente satisfechos. La chica que nos atendió fue amable y simpática en el momento que le preguntábamos acerca de algunos platos. Al pagar la cuenta nos obsequiaron con unos chupa-chups. Por curiosidad me puse a taguear algunos de los temas que iban sonando durante nuestro banquete. Shazam me indicó los siguientes temas: “Me encanta” y “No quise mirar” de Carla Morrison y “Trocitos de madera” de La Yegros. No las conocía pero me gustaron.

En definitiva este es un restaurante al que os recomendaría que vinierais. Los platos de la carta oscilan entre los 6,5 € de los tubérculos y los 23 € de la colita de cuadril de Kobe. Se pueden pedir medias y cuartos de raciones.

Dando La Brasa dispone de otro restaurante con el mismo nombre en Getxo, en la avenída Los Chopos. El caso es que su cocina, platos y su rollo siempre me han recordado al restaurante Milagros de Barrika. Algo que por lo que me han dicho puede tener sentido.

Ya que estamos quiero brindar un saludo a César Kunta que sé que es seguidor de Alma Botxera y que supongo que nunca hubiera imaginado que podría escribir sobre su restaurante. A su compañero Apache me lo encontré en Fnac con su hijo ‘dándole la brasa’. Felicidades por vuestro proyecto y…

wpid-img_20140718_160030

¡ARRIBA LAS PANZAS!

wpid-img_20140718_162851

 

1394365_557320491018223_577742742_nArechaga 7, Bilbao La Vieja (Bilbi) – ver mapa botxero

www.dandolabrasa.com

Dando La Brasa Bilbao en Facebook y Tripadvisor