BIME, la música se cita en Bilbao.

Este fin de semana asistí al BIME, Bizkaia International Music Experience. Este evento es el primero que se realiza en el mundo y ha tenido lugar en el BEC. Durante la semana se han ido realizando ponencias y charlas en relación a la industria musical.

bime pro

Tuve la oportunidad de poder charlar un rato con Leo Nascimento, country manager de DEEZER, y aproveché a que me contara algo más sobre ellos. DEEZER es un sitio web que ofrece música en streaming. A pesar de que se les compare con Spotify, su competidor principal, lo cierto es que DEEZER se creó en 2006 antes que ésta. En primer lugar se consolidó en Francia y actualmente ya está en 180 países siendo un ‘boom’ actualmente en países sudamericanos como Brasil.

deezer_leo_nascimentoLa mayor diferencia que Leo ve entre su competidor es que DEEZER es más social. Las recomendaciones que sugiere cada uno dependen de un algoritmo en el caso de Spotify (automáticamente) y en el caso de DEEZER del factor humano. Disponen de unas personas que “hacen recomendaciones en función de qué bandas están pegando el pelotazo, están de gira o son noticia en ese momento”. En DEEZER puedes explorar la música que está de moda en África, Asia, Latinoamérica… y disponen de un catálogo de 30.000.000 de canciones.

DEEZER se va satisfecho del BIME pues han acudido con la intención de darse a conocer pero también de dar a conocer al mercado español el uso de la música en streaming. Es la solución contra la piratería ya que puedes consumir música legalmente a un precios muy accesibles (4,99 €/mes oferta de lanzamiento en España). Puedes toda tu música en el ordenador, smartphone y tablet vayas donde vayas. El último año ha sido muy intenso llegando a un público de 1,2 millones de personas  con alizanas estratégicas como Mondo Sonoro o Radio 3 pero también en la celebración de 25 festivales: Sonar, Lowcost, Cruilla, Monkey Week… ¿proximamente en el Bilbao BBK Live? Podría ser.

 

screenshot deezer

Como apunte final Leo Nascimento estaba feliz de volver a Bilbao después de cinco años pues “es una ciudad que le encanta por la libertad y por supuesto por su comida”. En las horas que le restaban en ‘el Botxo’ pasearía a lo largo de la ría para disfrutar del museo Guggenheim y comer algún pintxo por el Casco Viejo. El sábado noche se lo dedicaría a los conciertos de BIME Live, en especial al de Gossip porque “es muy cañera”.

El viernes daba cominenzo el BIME Live en el que podríamos disfrutar de 50 bandas repartidas en 5 escenarios.
El festival comenzaba con el run-run del mosqueo de los pocos que habían tenido que pagar por asistir. Muchos de los asistentes habían accedido con invitaciones y acreditaciones por diferentes motivos. Se ve que no funcionaron bien las ventas de tickets a pesar del buen cartel. Costó que el ambiente fuera caldeándose pero finalmente la asistencia al pabellón 3 fue  ‘in crescendo’.

En mi hoja de ruta tenía bien marcados los conciertos a los que asistiría: Passenger en acústico cantando entre otras su famoso ‘Let her go‘. Acto seguido se ponía en escena la varonil voz de John Grant presentando su tema más bailable ‘Black belt‘. Nos dimos un descanso que aprovechamos para cenar un kebab festivalero al precio 5 € y una katxi de cerveza a precio de oro, 8 €. Dolor el de pedir un katxi de kalimotxo y ver cómo te sirven directamente de un tetra-brik de Don García. Había que recuperar la inversión del festival. En el escenario 2 descubrimos a los guipuzcoanos Grises dejando claro su rock enérgico en el escenario, nos movimos con ‘Parfait‘. Completamos la noche con los Manic Street Preachers, los galeses mostraron sus tablas en los escenarios con más de 27  años de carrera. El concierto de McEnroe se nos hizo muy cuesta arriba para haber madrugado un viernes, demasiado lento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Al sábado llegamos más descansados y el cartel invitaba a algo más divertido. Llegamos comenzado el concierto de The Courteeners que presentaban su nuevo disco “Anna“. Con la media docena de temas que tocaron quedé gratamente convencido y lo añadiré a mi iPod proximamente. Hicimos tiempo en la barra del bar escuchando de fondo a Belako y cogimos sitio para bailar con Gossip. En mi humilde opinión, para mí el concierto más divertido de los que vi. La voz  de Beth Ditto fue espectacular a la par que sus curvas que ayudaron a sacarnos unas sonrisas. Comenzó el concierto con la bailable “Move in the right direction” y acabó con dos temazos “Standing in the Way of Control” y “Heavy Cross“. Esta útima canción del conocido anuncio de J’adore con Charlize Theron entrando en una piscina de oro líquido. Rematamos el sábado con el concierto ponía punto y final a la gira de Supersubmarina. Nos gusta mucho este grupo pero tenemos que reconocer que el sonido no ha sido el mejor en los dos últimos conciertos a los que asistimos (Kafe Antzokia y BIME). No sé si tendría que ver el estar al lado de los altavoces.

En resumidas cuentas, el BIME ha sido una buena oportunidad para rebajar las ansias que tenemos de que lleguen los festivales de verano. Veremos si la asistencia de 8.000 personas cada día les ha sido suficiente a los organizadores y lo repiten en próximos años.