Menú degustación en Restaurante Las Palmeras

Leer blogs similares al mío me permite descubrir lugares desconocidos que merecen la pena. Hace unos días leía acerca del Restaurante Las Palmeras en el blog “Chúpate el dedo“.

Un domingo soleado del mes de noviembre no puede desaprovecharse. Por eso se presentaba una oportunidad perfecta para aprovechar el día y estirar un poco más este fin de semana largo. Hemos decidido visitar Plentzia y dar una vuelta a lo largo de su ría hasta llegar a la playa. El mar andaba revuelto y las olas rompían con fuerza. Ya de regreso una paradita en el Bar Arrarte en el mismo paseo a modo avituallamiento: dos zuritos y unas rabas. Sentados en el muro con el sol calentando la espalda. Este domingo parece que pinta bien.

Merecemos darnos un homenaje, otro más (si no te quieres tú…), y habíamos reservado una mesita para dos en el Restaurante Las Palmeras. Se trata de un bar-restaurante en la carretera Urduliz-Plentzia. De esos que si no te han hablado de él pasarías de largo. Por suerte el boca a boca y los blogs funcionan. Hace unos meses el restaurante cambió de gerencia y comienza una nueva época. Se nota que el restaurante ha sido restaurado: luminoso, las paredes y muebles de colores grises muy claros, objetos decorativos rústicos, paredes originales de piedra pintadas de color blanco… Un comedor pequeño, recogido, restaurante familiar. Nuestra mesita para dos en un lugar apartado, íntimo, perfecto.

Nos espera un menú degustación de cinco platos y bebida a un muy buen precio:

-Aperitivos: boquerones con tomatitos, chupito de ibérico y minicroquetas.

– Pastel de queso y salmón ahumado con vinagreta de tomate y anchoas.

– Risotto de sitakes y boletus con eccohuevo poché y crema de calabaza.

– Lomo de merluza de anzuelo con estofado de txangurro y patatitas especiadas.

– Albóndigas de wagiu con cebolleta confitada y puré de patatas.

– Bouchon de chocolate con compota de melocotón y helado de mandarina  **TOP**

– Vino tinto o blanco, agua incluidos. Botella por cada dos personas.

Precio: 30 € (iva incluido)

Sobre el papel este menú pinta delicioso pero es que según van sacando los platos se van confirmando las sospechas. Una presentación que invita a hincarle el diente desde el primer momento. A pesar de estar lleno haces un hueco en el estómago porque el siguiente plato también merece la pena. El menú se acompaña de un pan de pueblo con sabor a ajo. Y después de los ricos boquerones en un latita de conservas, de un risotto con sabor intenso, una merluza correcta y unas albóndigas de wagyu jugosísimas… llega el momento del postre. Y nos espera un postre del que somos fans acérrimos: el coulant, bouchon, volcán de chocolate en sus diversas nomenclaturas. Un postre que no siempre cumple las espectativas en todos los restaurantes. Siempre falla algo, te llevas un chasco. Pero esta vez iba a ser diferente: podemos decir y decimos que hemos comido el mejor coulant de chocolate que hayamos comido jamás. De verdad, en serio, de veras. Ese bizcochito tierno y jugoso que tras clavarle la primera cucharada provoca una irremediable erupción de lava de chocolate (derretido y caliente) que brota del propio volcán: M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O.

Sin lugar a dudas ha merecido la pena descubrir el restaurante Las Palmeras. Por todo, por su menú degustación a un precio accesible con una calidad y presentación admirables. Por la amabilidad y profesionalidad en el servicio indicando en qué consistía cada uno de los platos. Y sobre todo por descubrir el coulant de chocolate con el que compararemos el resto de los que comamos en el futuro. Porque el coulant de chocolate del Restaurante Las Palmeras es EL MEJOR VOLCÁN DE CHOCOLATE que puedas probar.

Volveremos.

logo las palmeras

Restaurante Las Palmeras en facebook

Carretera Urduliz-Plentzia, barrio Isuskiza (Plentzia)

Tfno: 94.677.51.19.

mail: gastronomiauribekosta@hotmail.com