De Boca Madre, un mexicano top

[ATENCIÓN: Actualmente este restaurante ha cambiado su localización y actualmente se encuentra en la calla Elcano 24. pueden leer la crónica del nuevo restaurante aquí.]

El sábado me reencontré con mi cuadrilla de amigos tras un mes de ausencias varias. Como debe ser lo hicimos alrededor de una mesa, lugar perfecto para disfrutar de una buena conversación y una suculenta cena. Elegimos una restaurante mexicano llamado De Boca Madre, en Indautxu.

La primera sensación al entrar fue la de sorpresa, la decoración de De Boca Madre está muy cuidada: luminoso, moderno y colorido. Diferenciaría tres zonas: la de la entrada con mesas a lo largo con una pared acolchada en sky blanco, el fondo con un altar dedicado a la Virgen de Guadalupe y el comedor interior con un mural que representa un bosque estrellado. Un merecido 10 para el decorador.

 

bosque

columnas

Tuvimos la enorme fortuna de que mis amigos conocían a Igor,  uno de los camareros que allí trabajan. Abusamos de su confianza y nos dejamos asesorar en los platos que deberíamos probar. Igor nos recomendó huir de los ‘tipical mexican’ y adrentrarnos un poco más en la trabajada carta de De Boca Madre.

Nachos De Boca Madre con salsa de mole, frijoles, queso y guacamole casero, especialmente rico este último. Los nachos no fueron los típicos de bolsa, confirmado que los hacen ellos mismos.

Quesadillas variadas: de queso, de chorizo y un hongo de trigo (color negro)

–  Chalupas: pequeñas tortitas con carne, tomate y queso fresco.

–  Gringa: torta grande rellena de cochinita (cerdo), tomate y queso fundido. Para nuestro gusto riquísima.

Enchilada verde: tortilla rellena de pollo, salsa verde con un toque picante y arroz de acompañamiento.

Mocaljete de res, la recomendación del chef: una cazuela de piedra “volcánica” con contenía carne marinada con salsa verde, aguacate, pimiento de morrón y queso mucho queso derretido. Éxito en la mesa.

nachos de boca madre

20130316_232427

Todos estos platos fueron regados con una jarra de sangría mexicana que entre otros ingredientes incluía tequila y martini blanco. Que no os asuste el tequila no se notaba, está muy suave y entra fresquísima. Rematamos la cena con los postres: tarta de queso y mango, crepas de chocolate y sericalla (flan).

Pero… ¡cuidado! Estamos en De Boca Madre y esto es un restaurante mexicano ¿Te vas a marchar sin tomarte el tequila? Oraleeeeee, no mames cabrón. Igor nos sirvió unos tragos de un buen tequila, no ese matarratas que nos servían en los baretos de Luzarra: un tequila Sauza Hornitos reposado, eso es otra liga.

Sin duda De Boca Madre es un restaurante con una carta de platos mexicanos mucho más elaborados donde podrás indagar y probar más cosas que los típicos tacos y burritos.

Sólo nos queda agradecer al personal de De Boca Madre sus consejos, rapidez y amabilidad. Nos volveremos a ver y a tomar más tequilas.

Restaurante ‘De Boca Madre’
c/ Manuel Allende nº 5, Indautxu (ver mapa)
Tfno. 94 410 35 52

www.debocamadre.com

De Boca Madre en Facebook

Precio por persona: 20 € aprox.